Yavé vs Luzbel (IV): Comisiones mixtas terrestres-extraterrestres

El discurso de Melkar es acogido muy favorablemente por los presentes. Todos entienden perfectamente sus palabras, porque sus razones son las razones de cada país, de cada ciudadano y de todo el planeta, salvo los argumentos de los de siempre.

 Todos están de acuerdo en formar comisiones mixtas entre terrestres y extraterrestres, cada una encargada de un área concreta de estudio. Los jefes de Estado regresarán en breve a casa, portando en sus valijas diplomáticas altas dosis de esperanza y optimimo.

De acuerdo con criterios previamente establecidos, se crea una supercomisión, cuya función esencial consistirá en supervisar la tarea de las demás comisiones y que actuará a modo de ensayo de gobierno planetario, aunque de manera informal.

Nadie quiere renunciar a su parcela de poder en su propia área de influencia, pero todos entienden que el momento se muestra propicio para generar las condiciones adecuadas de una nueva edad de oro terrestre, una era de paz y progreso para toda la humanidad, y no para una parte de la misma.

La supercomisión estará constituida por los representantes de diez bloques de naciones: Estados Unidos y Canadá, Europa, China y sus vecinos afines, Rusia y países confederados, Japón y Extremo Oriente no comunista, pueblos musulmanes, África, Latinoamérica, India, Australia e islas del Pacífico. El secretario general de la ONU y el propio Melkar complementan el grupo de doce, por invitación expresa de todos sus miembros.

Se busca un portavoz de consenso. Hay varios candidatos. La gran personalidad y la agradable presencia de Sofía no pasan desapercibidas. Es nombrada para dicho cargo, sin apenas oposición.

Se la considera la persona ideal por su prestigio internacional como periodista y como investigadora social, seria, independiente y defensora a ultranza del diálogo entre culturas y civilizaciones.

También Madariaga y Pasteur son invitados a formar parte de las comisiones, pero deben reintegrarse de inmediato a sus puestos universitarios. Tiempo tendrán de aportar su granito de arena a la llegada de la nueva era desde el mundo de la cultura.

Paulatinamente, las comisiones van organizándose y comienza su ardua tarea. Se constituyen en número de doce, y en ellas se integran personalidades de relieve internacional, pertenecientes al mundo político, económico, cultural, educativo, artístico, técnico y científico. En cada una se hallan representados los diversos bloques de países y los visitantes espaciales.

Cada comisión abordará un área específica: política, economía, educación, cultura y arte, medios de comunicación social, asuntos militares, sector primario y alimentación, sanidad, medios de transporte, ecología y medio ambiente, energía, mundo laboral y derechos humanos, entre otros campos.

Sofía se relaciona con todas, en calidad de portavoz de la supercomisión. En un amplio descanso, consigue entrar en contacto con Melkar y le formula algunas preguntas que la intrigan. No sabe cómo dirigirse al gran jefe, que despeja sus dudas.

-¿Cómo tratas a tus hermanos?

-De tú, por supuesto.

-¿Y por qué no a mí?

-Así lo haré, sin dejar de sentirme abrumada por tan respetable presencia. Has comentado que habéis descendido a nuestro mundo con relativa frecuencia. ¿Podrías ampliarme la información?

-No es la primera vez que las inteligencias extraterrenas visitan vuestro planeta. Ya lo han hecho en otras ocasiones, coincidiendo con momentos claves de vuestra Historia.

Congreso de Ufología en Madrid, 1990. Foto aportada por Salvador Freixedo.

-¿Cuándo, por ejemplo?

-Yavé envió, como precursores del Mesías, a diversos profetas y patriarcas, entre ellos Enoch y Elías. Tras finalizar su misión en este mundo, fueron llevados a su verdadera patria en “carros de fuego”, como los vuestros actuales que surcan el firmamento.

-¿Adónde concretamente? -pregunta Sofía interesada.

-A Ganímedes, satélite de Júpiter, donde existe una colonia extraterrestre desde hace algunos miles de años, que han estado en permanente contacto con vosotros.

-¿Venís de Ganímedes.

-Así es

-¿De dónde procede realmente vuestra colonia?

-Del Planeta Amarillo, destruido en el pasado, el actual cinturón de asteroides que he mencionado anteriormente. Los veinticuatro ancianos decidieron ubicarnos cerca de vosotros para ayudaros en vuestro proceso evolutivo.

-¿Quiénes son los ilustres visitantes que te acompañan?

-Cinco compañeros de misión: Orthon, Ithacar, Ismaili Swandi, Enoc y Elías; y seis grandes personalidades, estrechamente relacionadas con vuestra Historia, procedentes de Shambhala: Osiris, Hermes, Apolo, Leonardo, Saint-Germain y Fulcanelli.

-¿Shambhala?

-Hablo de la Ciudad de la Luz, centro espiritual de la humanidad, situada en la cadena montañosa del Himalaya, entroncada con los supervivientes de la Atlántida.

-¿Tenéis contactos con sus moradores?

-Desde su fundación.

-¿Por qué la has llamado “la Ciudad de la Luz”?

-Porque en ella habitan entidades muy evolucionadas. De allí proceden vuestros más grandes sabios, vuestras más insignes personalidades culturales, científicas y religiosas.

-¿Puedes hablarme de tan llamativa morada?

-Más adelante.

-La historia de Enoc y Elías la conocemos por las Sagradas Escrituras. Ahora me gustaría que me hablaras de los personajes de procedencia terrestre, y si te parece oportuno, de Ismaili, del que me suena haber leído algo en algún periódico sensacionalista.

Elías sube al cielo en un carro de fuego. Iglesia de S. José, Madrid.

-Hablemos en un primer momento de los tres grandes civilizadores antiguos, sumidos en las tinieblas de la mitología y la superstición, y más adelante del resto.

-Me parece perfecto. Comencemos, pues. ¿Quiénes eran verdaderamente Osiris y su esposa Isis? ¿Meros dioses egipcios?

-Una sabia pareja real de iniciados, descendientes de los supervivientes de la Atlántida, que se afincaron en Egipto. Tuvieron un hijo, llamado Horus, que continuaría su labor. Sus antecesores fueron enviados por los Grandes Maestros al País del Nilo, con el fin de facilitar el salto cultural de los habitantes de un futuro imperio, cuyos cimientos ellos sentaron.

-¿Qué les debemos?

-Osiris enseñó a su pueblo nuevas técnicas agrícolas, nuevos conocimientos científicos, leyes y una nueva filosofía de vida. También le inculcó la creencia en la divinidad a través de sus ídolos, símbolos del bien y del mal. Es el dios de la resurrección, doctrina que transmitió, junto con su esposa, a sus fieles súbditos.

”Contribuyó a elevar a una sociedad primitiva a la categoría de  potencia mundial en breve tiempo, hecho que sorprende a los historiadores.

”Referencia cultural, rey legendario, sentó las bases de una gran nación, a partir de la obra de sus antecesores y con la ayuda de Hermes Trismegisto, el gran sabio egipcio.

-¿Por qué muere despedazado y renace?

-Se trata de un mero símbolo de las ideas morales que introduce: el hombre bueno es un dios; el malo, un demonio; el mal nunca triunfa; incluso la muerte no resulta definitiva, porque todos renacemos. Isis, con su infinito cariño y su ternura, recobra al divino marido. El amor derrota al odio y la luz de la sabiduría disipa las tinieblas de la superstición y la ignorancia.

Juicio de Osiris, antecedente del Cristo Juez cristiano. Osiris en su trono e Isis a su lado.

 -Toda una filosofía de vida, válida incluso para hoy día. Observo un paralelismo con Caín y Abel. También Seth era hermano de Osiris, a quien asesina vilmente.

 -Todos se copian recíprocamente. Caín, agricultor, envidioso, se cela de los abundantes rebaños de Abel, pastor, virtuoso; y entonces lo mata.

-Egipto aparece como uno de los grandes focos culturales de la humanidad. Quizá el más grande.

-Reducto de la sabiduría atlante, sus sacerdotes la conservaron y transmitieron durante milenios a grandes iniciados de la antigüedad, como Pitágoras, Platón o Solón.

-¿Por qué se representa a nuestro personaje con diferentes colores?

-Verde, por ser el dios de la Naturaleza, la vegetación y la fertilidad; con ropajes blancos cuando aparece momificado; y negro, por ser el juez de los muertos. También simboliza la tierra oscura y fértil del Nilo. Hablamos del ciclo evolutivo del ser humano: vida, muerte y renacimiento.

-¿Qué papel desempeñó Isis?

-Gran maga, enseñó a los egipcios sus ritos iniciáticos, la momificación, el culto a los difuntos y la doctrina de la resurrección. Contó con la inestimable ayuda de su hijo adoptivo, Anubis, para recuperar el trono usurpado por Seth, y ambos lo desterraron al desierto, reponiendo en él a Horus.

 -Fue venerada como la diosa madre de todas las divinidades, ¿no es así?

-Así es. Cuida de su esposo y de su hijo con amor y cariño, al igual que la solícita Naturaleza lo hace respecto a los seres humanos. La real pareja da origen a una dinastía de reyes-dioses. Tenía motivos para ser divinizada. El resto debe interpretarse como pura mitología.

Isis con el niño Horus en brazos, antecedente de las imágenes de la Virgen María con el niño Jesús en su regazo.

-Pero la mitología contiene parte de verdad.

-En efecto. Como el iceberg, sólo deja contemplar una décima parte de la realidad, pero la esencia permanece oculta por el paso del tiempo y las deformaciones culturales de los seres humanos, propensos a crear mitos, leyendas, dioses y fábulas a partir de cualquier hecho histórico llamativo.

-Todos los mitos encierran un valor simbólico.

-Si excavamos con paciencia, encontramos el tesoro. Pensemos, por ejemplo, en los grandes héroes, sus batallas contra temibles dragones y sus realizaciones sobrehumanas. Exaltan la fuerza de voluntad, la justicia, la lucha entre el bien y el mal, el triunfo final de la virtud.

 -¿Por qué Osiris es considerado rey de los muertos?

-Una vez asesinado a traición por su hermano Seth, había que darle una categoría elevada: señor del más allá, en tanto su hijo y sucesor en el trono sería el rey de los vivos. El faraón viviente se identifica con Horus y, una vez fallecido, con Osiris.

-¿Qué significó para los egipcios la creencia en una existencia eterna?

-Una gran elevación espiritual. Herodoto los considera el pueblo más religioso de la Tierra. Sus creencias mantuvieron unido el Imperio durante milenios, incluso en los momentos difíciles, como las invasiones o las catástrofes.

-Hablemos de los misterios de Osiris.

-Recordaban su muerte y resurrección y la vida eterna que aguardaba a los difuntos virtuosos. Incluían una procesión, un combate entre el bien y el mal, el viaje en barca hasta su tumba y el retorno del dios al templo de Abydos.

-¿Puedo deducir que barca simboliza el viaje hacia un más allá glorioso?

-Así es. Por eso Jesús predica desde una barca, los egipcios se adentran en el reino de los muertos en la barca de Ra, los griegos y romanos cruzan en barca el río Leteo, rumbo a los campos Elíseos; los antiguos pueblos nórdicos lanzaban al mar, en barca, a sus grandes héroes muertos.

-¿Quién se oculta bajo la legendaria personalidad de Hermes Trismegisto?

-Una entidad tres veces grande. Eso significa su nombre. Sabio alquimista, vivió hacia el siglo XV antes de Cristo, durante el Imperio Nuevo. Creó la ciencia hermética.

-¿En qué consiste el hermetismo?

-Se trata de un legado esotérico y doctrinal, que abarca la alquimia, la teología y la filosofía, reunidas en la Tabla de esmeralda. Un científico excepcional, Newton, la tradujo del latín.

-¿De dónde arranca?

-De ciertas creencias egipcias, según las cuales los dioses habrían gobernado el antiguo Egipto antes que los faraones. Acabamos de hablar del rey-dios Osiris. Hermes da forma a la filosofía y a las creencias religiosas de su pueblo.

-¿El solo?

-En realidad, bajo su nombre se disfrazan otros sabios posteriores, que incluyeron sus obras entre las suyas.

-Fue muy venerado, ¿no es así?

-No sólo fue divinizado por los suyos, sino que los propios padres de la Iglesia tenían en gran consideración su doctrina. San Agustín, San Clemente de Alejandría y Orígenes consideraban sus escritos sagrados joyas de la teología egipcia. Contienen todas las enseñanzas que transmitían los sacerdotes del País del Nilo. En realidad, se remontan a tiempos muy anteriores al propio Hermes.

-¿Cuál sería su antigüedad?

-Platón, en el Timeo, los ubica en el templo de Neit y los retrotrae a nueve mil años antes de su época, lo cual indica que dichos textos milenarios entroncan directamente con la Atlántida, que se habría hundido hace ahora unos doce mil años, puesto que la civilización egipcia no es tan longeva.

-¿Quién más se ha servido de ellos?

-Alquimistas, hermetistas, magos y astrólogos, porque allí han encontrado, y continuarán encontrando, conocimientos útiles para sus prácticas y sus construcciones filosóficas y esotéricas.

-¿Qué libros contiene la Tabla de esmeralda?

-El Poimandrés, numerosos poemas, el Libro de los muertos y el Kybalión, obra donde se desarrollan principios cósmicos de moderna actualidad, como la ley de la vibración universal y la de los opuestos, la ley del ritmo y la de causa-efecto, entre otras. Te recomiendo vivamente que lo leas.

-Así lo haré.

-¿Por qué llamamos a Hermes “el tres veces grande”?

-Cultivó la ciencia divina, fue maestro de grandes iniciados, como Pitágoras, y sentó las bases de la alquimia.

Hermes Trismegisto (el tres veces grande) representado como Thot, el dios de la sabiduría egipcio.

-Los griegos lo divinizaron también.

-Así es. Le atribuyeron un importante papel cultural y religioso, en la línea del sabio egipcio: mensajero de los dioses (entendidos éstos como los Grandes Maestros), auxilio de los viajeros (los seres humanos que caminan por este mundo), defensor de artistas, oradores, literatos, poetas y sabios, de los Juegos Olímpicos, de los inventores y del comercio.

 -¿Tiene algo que ver con los muertos?

-Él guía a los difuntos en sus primeros pasos por el más allá, como vuestros ángeles y santos, a quienes invocan los sacerdotes cristianos en los sepelios.

-Demasiados papeles.

-Los romanos, más prácticos, lo asociaron básicamente al comercio, a la riqueza y a los tratados exitosos, bajo el nombre de Mercurio. 

-¿Por qué tal denominación?

-Las religiones antiguas convirtieron a vuestro satélite, a los planetas y al sol en divinidades. Incluso vuestros actuales días de la semana se presentan con el nombre de dioses: Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus y Saturno, vuestros seis días paganos. El domingo lo habéis reservado para el Señor (dominica dies).

-Nuestro legendario personaje lleva caduceo. ¿Qué significa tal atributo?

-Simboliza la vara mágica que abre los ojos a los mortales para que se entreguen a la búsqueda de la verdadera sabiduría. La serpiente, como ya sabes, representa asimismo la fertilidad y la salud, entre otras múltiples interpretaciones; y las alas, la rapidez del pensamiento y la acción.

-Hay un personaje que siempre me ha llamado la atención: Apolo. ¿Por qué un dios pagano?

-Porque los hombres tienden a divinizar a sus grandes instructores, esperando recibir eternamente sus beneficios. Constituye un modo de tornarlos favorables y de reconocer su preeminencia y sus contribuciones al desarrollo humano.

-Los griegos lo han identificado con el Sol.

-Poseía el don de la claridad mental, de la verdad y la profecía, y sus obras constituían fuentes de vida. Además, procedía de la Ciudad de la Luz.

Apolo y las nueve musas, Apiani, s. XIX.

-Podrías comentarme sus aportaciones.

-Le debemos el arte de la curación a través de sus conocimientos médicos, de los que se beneficiaron otros grandes sabios y descendientes suyos, como Esculapio, considerado hijo suyo y también divinizado.

– ¡Ah, sí!, el dios de la serpiente y la vara. De nuevo los símbolos.

-La serpiente se relaciona también con el renacimiento y la eterna juventud, porque muda periódicamente de piel, aunque es más conocida por sus cualidades negativas: astucia, traición, peligro, el mal, la tentación; y la vara representa la autoridad médica.

-¿Qué más hemos de agradecerle?

-La música, la poesía, las artes y los oráculos, como el de Delfos.

-He oído hablar de él, pero no tengo una idea muy clara.

-El oráculo constituía un recinto sagrado, al pie del monte Parnaso, con un gran templo en su centro, al que acudían tanto los peregrinos para conocer su futuro como personajes públicos para consultar asuntos de Estado.

 -¿Qué tenía de especial?

-Contaba con varias fuentes, símbolo de vida, como la inmortal Castalia, rodeada de laureles, alegoría de la victoria, donde se reunían, según la mitología, las musas y las ninfas.

-¿Por qué consideramos tan importante el oráculo de Delfos?

-Porque se convirtió en el centro religioso y espiritual de Grecia, como el Vaticano en Italia, Lourdes en Francia, Fátima en Portugal o Santiago de Compostela en España. Apolo mató, según la leyenda, a la serpiente Pitón, que vivía en una cueva próxima, para arrebatarle la sabiduría.

-¡Ah, ya entiendo! De ahí viene el nombre de pitonisa.

-Así es. Hablamos de las aclamadas sacerdotisas, que entraban en trance y emitían su vaticinio. Los griegos poseían una confianza ciega en ellas. Sus predicciones se asentaban en la ambigüedad, con lo cual se podían interpretar según conviniese a cada cual.

-Como siempre.

-En realidad, las pitonisas gustaban más de dar buenos consejos que de predecir con exactitud. Conocían perfectamente a los clientes mediante sus servicios secretos. Consideradas videntes, mediums, espiritistas, psicólogas y místicas, residían en el templo. Se les exigía una vida y unas costumbres ejemplares.

-¿Quiénes las consultaban?

-Reyes, nobles, comerciantes, gente sencilla. Todos. El famoso rey Creso acudió a Delfos antes de la batalla contra los persas. La pitonisa le pronosticó que, si optaba por la guerra, un gran imperio se destruiría. ¿Y cuál se perdió?

-El suyo.

-Lo había interpretado al revés.

-Se les llamaba también sibilas. ¿Por qué?

-Sibila, hija del rey troyano Dárdano, poseía el don de la profecía. Decía ser inspirada por Apolo. Sus descendientes vivían en grutas o cerca de corrientes de agua. Las primeras sibilas procedían de Asia.

Sibila de Delfos. Capilla Sixtina, M. Ángel, 1500.

-Volvemos de nuevo a la cuna de la civilización.

-El centro espiritual de la Tierra.

-¿Qué aportaciones debemos anotar en el haber del templo de Delfos?

-Un estadio, construido en el siglo VI antes de Cristo, donde se celebraban los juegos pitios, con capacidad para siete mil personas, y un teatro del siglo IV antes de vuestra era.

-Fue, pues, un foco espiritual y cultural en su tiempo.

-Como tantos otros. Curiosamente, Apolo emigraba en invierno al paraíso septentrional. Saca tus propias conclusiones.

-¿Y sus líos amorosos y sus intrigas en la guerra de Troya?

-Fantasía popular. Las leyendas siempre han disfrazado la realidad con tonos coloristas y fantasiosos para tornarlas más atractivas y más impactantes. A los dioses se les han atribuido las virtudes y los defectos humanos. De este modo, las primeras servían de ejemplo y los segundos quedaban justificados.

-¿Tienen relación los misterios de Eleusis con el oráculo de Delfos?

-Los primeros se remontan al siglo XV antes de Cristo. Se celebraron durante unos dos mil años, en honor de las diosas Deméter y Persérfone, más conocidas como Ceres y Proserpina, esta última esposa de Hades, rey de los infiernos y del inframundo. Constituían ritos de iniciación. Transmitían a sus adeptos enseñanzas tales como el respeto a las leyes de la Naturaleza y la transmigración de las almas.

-En el fondo, se refieren, pues, a la vida post mortem y al renacimiento, ¿no es así?

-Insisten en la idea de la inmortalidad, en tanto preconizan una evolución humana que apunta más allá de una simple vida terrestre.

-Me gustaría saber a quiénes se destinaban dichos misterios y qué condiciones exigían a sus adeptos.

-Se iniciaban en ellos hombres, mujeres, e incluso esclavos, toda una revolución para la época. La única condición insoslayable consistía en no hallarse manchados con delitos de sangre. Sus practicantes adquirían grandes poderes mentales y espirituales.

-¿Por qué desaparecieron?

-El emperador Teodosio cerró sus santuarios en el siglo IV para obligar a los paganos a convertirse al cristianismo.

-Cuéntame algo más sobre su profundo significado.

-Deméter aparece como la diosa de la vida, de la agricultura y la fertilidad, tres puntos claves en toda sociedad agrícola. Pierde a su hija Perséfone, raptada por el dios Hades, es decir, la muerte, y va en su búsqueda. Consigue encontrarla y regresa con ella al mundo de los vivos, pero Perséfone debe alternar ambos mundos, porque así lo exige su esposo.

-Veo claro: hablan del renacimiento y de la estancia alternativa del ser humano en este mundo y en el más allá. De hecho, en primavera renace el reino vegetal y, por extensión, la vida animal.

-Lo has descrito perfectamente. Los iniciados observaban estricto ayuno antes de someterse a los ritos que requerían los misterios. Tomaban una bebida especial y penetraban en una sala donde contemplaban las reliquias de Deméter. Se les prohibía, bajo pena de muerte, hablar de los sucesos que acontecían dentro del recinto. Los más escogidos tenían acceso a los misterios mayores, donde se les revelaban verdades sagradas.

-En realidad, todos los misterios y todos los iniciados parten de un mismo punto y llegan a la misma meta.

-Única es la verdad suprema, aunque distintas sus manifestaciones y los métodos para acceder a ella. Siempre hubo un grupo de escogidos, más allá de las fronteras de la barbarie, la superstición y el fanatismo, auténticas lumbreras del planeta en medio de la oscuridad generalizada. Y han hecho acto de presencia en todas las culturas, épocas y religiones. Gracias a ellos, hoy os halláis preparados para entrar en una nueva era.

-Una pregunta que me viene a la mente con relativa frecuencia: tras las leyendas mitológicas helenas, ¿se ocultan otros grandes iniciados griegos?

-Orfeo, por ejemplo, definido por Taylor como “el primero de los profetas y el último de los poetas, que enseñó a los suyos sus ritos y sus misterios sagrados, entre ellos la transmigración de las almas”. Inspiró a Homero, Pitágoras y Platón. Clemente de Alejandría y Orígenes muestran gran respeto por sus enseñanzas. Fue un reformador religioso, anterior a Hesíodo y al autor de las dos grandes epopeyas griegas.

Orfeo y Eurídice abandonan el Hades. Catherine Sparks, artista contemporánea.

-¿Cuándo pudo haber vivido?

-Hace unos cinco mil años, pero los cultos órficos adquieren vigor hacia el siglo VI antes de Cristo, de la mano de grandes filósofos presocráticos, como Pitágoras, Anaximandro, Heráclito y Parménides. Y, por supuesto, influyen asimismo en filósofos posteriores de la talla de Sócrates y Platón. Todos hablan de una vida ascética.

-Orfeo también descendió al Hades.

-También él se adentra en vida en el reino de los muertos, como hacen los espiritistas; pero aunque logra contactar con su amada Eurídice, no le es permitido alterar su karma antes de regresar de nuevo a la existencia terrena; por eso, su deseo de rescatarla del inframundo resulta infructuoso.

-Has mencionado la vida ascética.

-Orfeo impuso la abstinencia, la purificación, el exorcismo y la expiación como paso previo a la iniciación en los misterios.

-Al igual que tantas otras grandes personalidades, cuenta con sus propias leyendas.

-Integra la expedición de Los argonautas, cuyos héroes entroncan con lo sagrado, dirigidos por él, a través de ceremonias, ofrendas y peregrinaciones a los santuarios que encuentran a su paso, a la vez que les hace partícipes de su música y de su filosofía.

-Cerremos por hoy, si te parece, la nueva página ojeada en la gran enciclopedia cósmica. Proseguiremos su lectura en cada momento disponible.

-Nunca leeremos lo suficiente.

Sofía, tan culta en tantos temas cotidianos, se sentía una alumna de guardería en cuestiones tan profundas. Poco a poco iba atando cabos sueltos.  

Un ansia de conocimiento espiritual inundaba paulatinamente el alma de la intrépida periodista. Nuevas sorpresas le aguardaban en sus incipientes pasos por el sendero de la iluminación interior.

Su mente se hallaba preparada para recibir la semilla de la eterna sabiduría, cual campo abonado para dar frutos tempranos. Todas sus verdades científicas inmutables comenzaban a tambalearse, sacudidas por un terremoto interno. Un nuevo amanecer prometedor asomaba al horizonte de su existencia.

Sobre Eliseo Nuevo 19 artículos

Soy psicólogo y orientador, actualmente jubilado. He sido profesor y jefe del Departamento de Orientación en diversos institutos de la Comunidad de Madrid a lo largo de mi vida profesional. He impartido Psicología en segundo de Bachillerato, amén de mis años anteriores en la Enseñanza básica como profesor y orientador.

Igualmente, por mi profesión, he impartido frecuentes charlas sobre psicología y pedagogía: autoestima, inteligencia emocional, habilidades sociales, orientación académica y profesional, el mundo de los sueños, grafología...

He llevado a cabo una escuela de padres y madres durante muchos cursos. También he desarrollado diversas conferencias sobre temas parapsicológicos (extraterrestres, reencarnación…), sobre la cultura y la religión egipcia, etcétera. Asimismo, he intervenido en diversas mesas redondas sobre temas psicológicos, pedagógicos y parapsicológicos. Además, han aparecido varios artículos míos, de carácter educativo en revistas como "Escuela Española", “Cosmos”, etc.

Finalmente, tengo varias publicaciones, que podéis consultar en la sección de Mis obras


    Mis estudios
  • Licenciado en Filosofía y Letras, sección Psicología, por la Universidad Complutense de Madrid, y curso de especialidad en Psicología Pedagógica, en la escuela de psicología de dicha universidad.
  • Dos cursos de Filología Hispánica en la misma universidad
  • Actualmente, estudio Historia del Arte en la UNED.
  • Cursos de Grafología, Hipnosis, etc.
  • Sé el primero en comentar

    Dejar una contestacion

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


    *